Principal Espectáculos La Compañía Fotos y Videos Contacto Enlaces Curricula 

Espectáculos

1604, una compañía de comediantes recorre en carro los caminos que unen Italia y Francia. No es una compañía cualquiera sino la famosa compañía de los Fulminati, que tiene como emblema la figura de una máscara solar y una rueda de carro. La marca de un destino errante dedicado al arte. Su objetivo es llegar a la corte del Rey de Francia y poder mostrar en París su obra El basilisco enamorado. Entre tanto, peripecias, pensamientos, confesiones, roces, anhelos, cariños, fortuna y desgracias hacen que todos ellos nos sean más próximos y descubramos en lo humano la excelencia de la comedia y la pasión por la vida. Pero aquella noche del estreno en París se teje entre bambalinas un drama real: la actriz principal, Isabella, la Prima Donna, se pone de parto y no puede actuar. La compañía, guiados por su marido, Francesco, el Capitano, prosiguen con la representación, ajenos al desenlace de la última y más bella creación de Isabella.

La Idea del Viaje

El viaje encierra en sí mismo la seductora idea de mutación, de traspaso de fronteras, de aventura. La edad barroca fue la era de los grandes viajes y el viaje de los comediantes dell’ Arte italianos no fue sólo un viaje geográfico, sino que representó uno de los momentos más significativos de la historia del espectáculo europeo. Sus compañías eran vagabundas y ellos –los primeros actores profesionales de la edad moderna- vivían de pueblo en pueblo representando sus canovacci y sus lazzi. El éxito que cosecharon les llevó de las plazas de los mercados a los palacios de los nobles italianos hasta alcanzar, venciendo la desconfianza de los predicadores de la Iglesia, la gloria y respeto de las cortes y de los intelectuales de toda Europa. No era azaroso que, a lo largo de su vida errante, precaria y picaresca, los cómicos pasaran de mendigar a codearse con los poderosos, de ser acusaros de “vil bufonería” a verse reconocidos en su dignidad de actores. Éste fue el caso de Isabella Andreini, cómica y “patrona” de la compañía de I Gelosi, famosos en toda Europa ya en la segunda mitad del siglo XVI. Hay noticia de su paso por Madrid y París, así como por todas las cortes de Italia. De origen humilde llegó a ser considerada una de las más destacadas poetisas de su época, entrando en cenáculos como el del Cardenal Borromeo de Milán, Inquisidor. Ella, ¡una actriz! Partimos de su historia, de la historia de una actriz emblemática de su tiempo y de una mujer representativa de la historia entera del teatro moderno. Una actriz muerta de parto al final de una gira por Europa. A través de ella y de su oficio, seguimos la andadura de una compañía de comediantes dell’Arte. Teatro dentro del teatro, llevar a escena la tragedia humana, mezclar la realidad y la ficción a través de la vida de unos comediantes que fueron testigos de uno de los momentos más extraordinarios de la historia del teatro.Fabio Mangolini

Dirección: Fabio MangoliniAyudante de dirección: Xavier CastiñeiraDramaturgia: Ozkar Galán y Daniel Llull (a partir de creación colectiva)Dirección de canto: MalelaDiseño de luces: Marta Graña y Xabi PastoriusMáscaras: Donato SartoriEscenografía: Israel Muñoz y Fernando Figueroa.Vestuario: Marta Fenollar Sombrerería: Marta Fenollar, Elena Gómez, Claudia Stilianopolus.Actores: Natalia Erice, Fernando Figueroa, Daniela García Casilda, Daniel Llull, Hugo Nieto y Gloria Sanvicente









Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versión actual de Adobe Flash Player.
Crea gratis tu propia página web